Inician tres días de luto nacional en memoria de víctimas COVID-19; presidente inaugura ofrenda homenaje en Palacio Nacional


  • En la elaboración de altares participan 20 pueblos indígenas representantes de los cuatro rumbos del país

Ciudad de México, 31 de octubre de 2020.- El descanso en paz de quienes han perdido la vida durante la pandemia, así como la resignación y la tranquilidad de sus familiares y amigos, son el motivo principal de los altares tradicionales que este día inauguró el presidente Andrés Manuel López Obrador en la ofrenda homenaje Una flor para cada alma: 20 pueblos, 4 rumbos en Palacio Nacional.

Acompañado por representantes de diversas culturas indígenas del país, el primer mandatario expresó:

“A partir de hoy se inician tres días de luto nacional dedicados a recordar a todos nuestros difuntos y, en especial, a quienes han perdido la vida a causa de la pandemia del COVID-19.


“Con esta ofrenda apegada a costumbres, que vienen de lejos, recordamos a los difuntos, niños y adultos porque, según la tradición de todos los pueblos aquí representados… en estos días están más cerca de nosotros los difuntos, comiendo y bebiendo lo que les gustaba en vida.”


Luego de la ceremonia de saludo al Sol a cargo del pueblo yaqui y de la ceremonia tradicional mazateca, el jefe del Ejecutivo federal agradeció la participación de mujeres y hombres de los pueblos originarios responsables de la creación de los altares:


“Estarán en estos días pidiendo al creador, a los dioses y a la naturaleza, mediante rezos e invocaciones, el descanso y la paz de los difuntos, así como la resignación y la tranquilidad de los familiares y de los amigos.”


El presidente encendió una vela como símbolo de vida y esperanza, y posteriormente recorrió cada una de las 20 ofrendas elaboradas de acuerdo con las tradiciones del Día de Muertos en los cuatro rumbos del país: oriente y costa del golfo; norte y centro norte; occidente y sur; sur y sureste.


En el Patio Central se colocaron tapetes de aserrín y un altar donde convergen los elementos tradicionales: cempasúchil, maíz y ceras.


El presidente estuvo acompañado por su esposa, Beatriz Gutiérrez Mueller.


El domingo 1° de noviembre a las 19:00h se llevará a cabo el encendido de velas en Patio Central de Palacio Nacional y una ceremonia del pueblo nahua de Puebla. El lunes 2 de noviembre a las 12:00h tendrá lugar la ceremonia tradicional wixárika. Bandas de música tradicional acompañarán la conmemoración durante los tres días.

0 comentarios:

Publicar un comentario